Pon los pies sobre la tierra

No eres nadie. Quizá es algo exagerado, pero piénsalo… No eres nadie, yo tampoco lo soy y seguramente la mayoría de la gente a la que sigues tampoco lo es.

¿En qué momento se nos fue de las manos? ¿En qué momento escribir un libro sobre una biblioteca de un lenguaje nos convierte en un gurú? ¿En qué momento decidimos que somos más que el de al lado? ¿En qué momento colgar unos vídeos online nos hace un referente tecnológico? ¿En qué momento dar algunas charlas nos convierte en cracks de la programación o del diseño? De verdad, ¿En qué momento dejamos de tener los pies sobre la tierra?

Voy a plantearos una serie de reflexiones, totalmente subjetivas, con las creo debo llevar mi día a día, tengo la suerte de, aunque sigo siendo bastante joven, llevar muchos años aprendiendo, algunos de freelance, varios en becas y otro como ingeniero en Plain Concepts, lo que me ha hecho ver de todo, equivocarme mucho y aprender un poco.

 Lee

Es tan básico, tan importante y nos da tanta pereza. Pero hay que hacerlo y hay que saber una manera correcta de hacerlo.

Leer blogs es muy interesante y no hace falta que sean blogs de gente famosa, sirve cualquier blog que parezca interesante, sobre temas variados.

Hace poco me di cuenta que Reddit o Medium son también una gran fuente de información, alguna interesante otra menos, pero una fuente variada sin duda.

Lee libros, seguro que Alfredo se ríe de mí al leer esto, pero sí lee libros. A mí me cuesta bastante esta parte ya que el poco tiempo que leo libros lo suelo dedicar a novelas, pero es cierto que cuando he leído libros como “The pragmatic programmer” u otros menos conocidos tal que “JavaScript the good parts” he aprendido bastante, también es verdad que hay muchos libros que no se pueden leer del tirón y hay que usarlos más bien como una guía o una enciclopedia, algo que vas leyendo a trozos y en un orden que no es el establecido por el índice. Pero lee, lee libros siempre que puedas.

 Escucha

Sí, escucha. Escucha siempre.

¿A cuántas charlas has ido en los últimos tres meses? ¿No has tenido tiempo para ir a ninguna? ¿No conoces meetup? Ya no hace falta ir a grandes conferencias con precios elevados, que también, pero estoy seguro que en la mayoría de las ciudades de España puedes encontrar al menos una charla interesante cada mes en algún meetup y también tienes a la gente de Betabeers que nunca falla.

Pero escucha también en tu oficina. ¿Hacéis formaciones internas? ¡Buscad tiempo para ello! Cuesta, cuesta, pero podéis encontrarlo.

Escucha al que tienes al lado, sepa más que tú, sepa igual o sepa menos sobre ese tema, escúchale. Siempre, siempre, siempre va a ser útil la crítica de algún compañero o su opinión sobre cómo hacer o mejorar algo que has hecho. ¿Duele cuando llevas 6 horas con algo y te dan una idea mucho mejor? Sí duele un poquito en el orgullo, pero ¡Qué más da!

Intenta rodearte siempre de gente que sepa mucho más que tú, eso no siempre es posible, pero quizá valga la pena el esfuerzo de buscarlo. No os podéis imaginar la de consejos y críticas que me han dado gente como Oriol, Xavi, Álex, Luis, Adri, CarballudeJose Ángel, Quique, Edu, Casquete, Carrillo, Diana etc.

Pero nunca olvides escuchar a las personas que “técnicamente parece que tengan menos conocimientos sobre lo que hablan” la gente que lleva menos, los becarios, personas de otros departamentos, incluso tu familia o amigos. Nunca se sabe si de una opinión de alguien totalmente fuera de lo tuyo va a salir una mejora genial.

 Escribe

¿No eres lo suficientemente bueno para escribir? Menuda tontería.

Escribir es un ejercicio genial para seguir mejorando, creo que llevo escribiendo desde 2011 y sigue sin leerme demasiada gente, pero cada vez que he escrito he aprendido algo ya sea investigando, reflexionando o recibiendo feedback de la gente.

Claro que te vas a equivocar, ¿Y qué? Tú escribe.

Haz un blog, participa en el blog de tu empresa o de una comunidad, escribe en Medium o incluso escribe un libro 🙂

 Habla

A algunos les cuesta hablar, otros no callamos, aunque quizá deberíamos. Hablar es interesante, la verdad no sé hasta qué punto es importante, probablemente porque es algo que me encanta pero que sé que hay gente que le cuesta mucho.

Participa en las reuniones, da feedback a la gente, haz cursos o formaciones, participa en eventos preparando una charla.

¿No sabes lo suficiente para dar una charla sobre un tema? Yo tampoco, pero preparar esa charla me sirve para profundizar mucho más en un tema en concreto.

 Defínete

Definirme es un concepto bastante interesante que aprendí de Edu si quisiéramos agrupar a todos los programadores (Yo creo que incluso a algunos otros profesionales) en dos grupos, podrían ser.

Profesional en I, son aquellos profesionales muy especializados en una o pocas tecnologías en concreto, que acaban destacando, o no, en ellas pero que dedican casi todo su tiempo de trabajo o de estudio a esa tecnología. En mi opinión y de varias personas con las que he discutido al respecto, son geniales para empresas con un producto concreto que suelen tener equipos con varios roles más definidos.

*Nota: ‘tecnología’ no es Angular, es JavaScript, ‘tecnología’ no es SASS, es maquetación y hojas de estilos., etc. 🙂

Profesional en T, aquellos profesionales que en vez de dedicar prácticamente todo su tiempo a una tecnología, se especializan en una pero son o intentan ser capaces de poder utilizar muchas otras (conozco a alguno que es capaz de tocar cualquier cosa, sin inmutarse). Suelen ser perfiles más de consultoría, un día están en una cosa otro día en otra y suelen tener siempre mil cosas diferentes en la cabeza.

Ambas tienen peligro, creo que al ser I puedes acabar aprendiendo más bien sobre herramientas o librerías y perder bastante sobre las bases. Por otro lado, en T puedes acabar sabiendo un poco de todo y nada de algo.

Hay que ser consecuente he intentar hacer lo mejor posible sea cuál sea.

¿Y el mejor es? Depende de la persona, el momento y el lugar, de hecho, ni siquiera te has de quedar con uno de ellos. Yo considero que fui en I mucho tiempo y que ahora ya hace un par de años que intento serlo en T.

Sal

¡Sal de tu zona de confort! Dijeron todos los coaches, siempre.

Es una frase que tiene más sentido del que parece, pero como dice siempre Carrillo, hazlo con cuidado.

No a todos les gusta hacerlo o se ven capaces, opino que realmente cualquiera debe ser capaz de hacerlo, pero depende de cada uno de nosotros hacerlo en mayor o menor medida y más o menos tiempo.

Pero de verdad que es un concepto interesante que te ayuda a entender otras partes de los proyectos, otros equipos e incluso otras personas.

 Implícate

Vale yo hago esto porque me apasiona, la mayoría de la gente que conozco también. Tenemos una profesión que nos apasiona, impliquémonos.

Implícate ayudando a los demás en todos los puntos anteriores, colabora en alguna comunidad que te apetezca o participa en discusiones ya sea en bares, meetups o en las redes sociales.

Implícate porque tu opinión es tan interesante y aporta tanto como la de cualquiera, que no te dé cosa.

 No humees

Esto es solo un recordatorio, ¡No vendas humo! te mereces ser más que eso 😀 seguramente muchos hemos vendido humo en algún momento de nuestra vida, yo el primero, pero no aporta nada a largo plazo.

No hace falta hablar mucho sobre este tema, solo tenerlo presente.

Sé el peor

Uno de los primeros consejos que recibí y uno de los más importantes, no se ya hace cuantos años fue pero una tarde Jorge y yo nos sentamos en una acera durante varias horas, con un portátil, hablando de programación.

“Siempre intenta estar rodeado de gente que sabe más que tú”

Y me lo he tomado al pie de la letra, estoy muy contento de haberlo conseguido, siempre ser de los que menos sabe de la gente que tengo al lado y orgulloso de ello.

Quizá ser el peor es algo exagerado, pero si puedes inténtalo, rodéate de gente que consideres mejor, también les vas a hacer un favor siendo uno de esos del punto anterior “Escucha” que les hará falta 🙂

Sé tonto

La última lección que he aprendido, de un vídeo muy inspirador si montas algo rodéate de listos que te ayuden, créeme no quieras ser el más listo del lugar.

No te creas más listo que los demás, seguramente no lo eres, aunque tampoco es relevante que lo seas o no, no te lo creas.

Sé humilde

Sé tonto, sé el peor, no humees, implícate, sal, defínete, habla, escribe, escucha, lee, pero sobre todo después de hacer todo esto no pierdas tu humildad.

Siempre habrá alguien que es más tonto, es peor, humea menos, se implica más, es capaz de salir mejor, de definirse de otra forma interesante, de hablar más, de escribir mejor contenido, de escuchar con mayor atención, de leer más temas y de ser más humilde.

A todos se nos sube algo en algún momento a la cabeza, no es malo, rodéate de gente que te ayude a poner los pies sobre la tierra 😀 y cuando se te olvide, siempre puedes volver a leer este artículo (yo lo haré) o escribir uno mucho más interesante al respecto.

Un abrazo, Quique.

I use JavaScript, TypeScript, .NET, Cordova and SASS for Web and App development, working at Plain Concepts and proud HelpDev Volunteer.

Related Posts

  • Julián Caro

    Gran post Quique. Llevo tiempo siguiéndote en las redes sociales y siempre es un placer leer uno de tus post ya sean a nivel tecnológico o como en esta ocasión de reflexión personal.

    • Quique

      Muchas gracias por tu comentario! Se agradece mucho que alguien se pare a responder 🙂

  • Lucio Horcajada

    Da que pensar. Estuve en una entrevista de trabajo en la que salí pensando que no pertenecía ni al grupo I ni al T. Pero leyendo tu post me doy cuenta de que no soy tan malo como me hicieron parecer y tampoco soy tan bueno como me gustaría. Pero me sirvió para saber que es en lo que tengo que mejorar.
    Gracias por tu aportación. Muy buen post.